Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

La Michelin es una de las guías de restaurantes (y hoteles) más conocidas y reputadas en la actualidad. Pocos reconocimientos igualan a la consecución de una estrella Michelin, para el chef y su restaurante; y para el cliente, garantizan una calidad excepcional en la comida y la excelencia en el servicio.

Pero, ¿cómo se consiguen las estrellas Michelin? No es tarea fácil, porque los inspectores que valoran los restaurantes son anónimos y vienen sin avisar. Realizan informes de los restaurantes visitados y deciden cuáles han obtenido las mejores calificaciones. Tienen en cuenta desde el punto de cocción, la calidad de la materia prima, el conocimiento de los platos por parte del servicio, la creatividad, y un largo etcétera.

Un restaurante puede conseguir hasta un máximo de tres estrellas, después de recibir como mínimo diez visitas de los inspectores de la guía. Pero no todo son las estrellas, en la guía también se recomiendan otros restaurantes que por su relación calidad-precio merecen la pena según sus criterios.

Y en Mallorca ¿tenemos estrellas? Sí, contamos nada menos que con ¡ 7 estrellas Michelin ! dos de ellas han sido otorgadas este mismo año: la de Andreu Genestra en su restaurante de Capdepera y la de Marc Fosh, en Simply Fosh. Y las otras cinco, corresponden a los siguientes: el primero en conseguirlo, Tomeu Caldentey, en Es Molí d’en Bou; Maca de Castro, con su restaurante Jardín; Es Fum, con Rafael Sánchez; Es Racó des Teix, de Josef Sauerschell y Zaranda, con el chef Fernando P. Arellano.

Y ahora, a decidir cuál probamos primero. ¡Buen provecho!